La tasa de desempleo de EEUU desciende al 5,7%, el nivel más bajo de los últimos siete años