Daniel Ureña, Presidente de The Hispanic Council, analiza los resultados del segundo Supermartes, conocido en Estados Unidos como el «Superduper Tuesday»: 

1. Donald Trump acaba con Marco Rubio.

La contundente victoria de Donadl Trump en Florida, el estado natal de Marco Rubio, ha supuesto la retirada del joven senador, quien había puesto todas sus esperanzas en ganar en su estado y comenzar, a partir de ahí, una milagrosa recuperación. Pero el milagro no se ha producido y Rubio ha sufrido una dolorosa derrota en casa que ha terminado por apearle oficialmente de la campaña.

 2.    John Kasich resiste en Ohio y sí gana en su estado.

El Gobernador de Ohio, John Kasich, ha conseguido vencer por seis puntos a Trump en su estado, consiguiendo los 66 delegados en juego

abuse may require priority management specific to the viagra for sale report addresses these issues, not only as isolated health.

. A partir de anoche el sistema de asignación de delegados republicanos cambia y el ganador se lleva todos, a diferencia del sistema proporcional utilizado hasta la fecha.  De pronto, Kasich, cuyo papel ha pasado desapercibido en los debates y  en las encuestas, ha conseguido sobrevivir con su mensaje apelando al sentido común, la experiencia y a su estrategia de no ensuciar su campaña.

3.    Donald Trump consigue un fuerte impulso para la nominación.

Buena noche para Trump tras asegurarse las victorias en Illinois, Florida,  Carolina del Norte y Missouri (en este estado por un ajustadísimo margen con Ted Cruz).  Esto supone que Trump ya cuenta con la mitad de los delegados necesarios para alcanzar la nominación, esto es 619 de los 1237 que debe alcanzar.  Todavía va a tener que seguir ganando en las primarias que quedan por celebrar primarias o caucus, pero mantiene una ventaja considerable.  No obstante, su derrota en Ohio mantiene abierta la posibilidad de una convención abierta.

4.    Ted Cruz se va con las manos vacías.

El senador texano no ha conseguido ganar en ninguno de los cinco estados que anoche celebraban primarias, pero se beneficia indirectamente de la retirada de Marco Rubio. Cruz puede que reciba buena parte del apoyo de los seguidores de Rubio.  A partir de ahora, sólo quedan tres nombres en la carrera republicana y Cruz sigue estando bien posicionado en el (hipotético) caso de que Trump no alcance los 1237 delegados y todo se decida en la convención.

5.    Hillary Clinton barre a Bernie Sanders.

Hillary Clinton ha ganado en 4 de los 5 estados en juego, salvo en Missouri, donde Sanders ha conseguido empatar y que los delegados se repartan entre ambos. Las encuestas apuntaban a una posible victoria de Sanders en Illinois y Missouri, pero no ha sido así. Por tanto, la principal conclusión de este segundo Supermartes es que Hillary consolida aún más sus opciones para ser la nominada del Partido Demócrata.  De los 2382 delegados que Hillary necesita ya tiene en el bolsillo cerca de 1500 y con una ventaja de casi 600 delegados con respecto a Sanders.