Bernie Sanders y Hillary Clinton mantuvieron anoche en Michigan uno de los debates más tensos