El centro de investigación Pew Research Center ha publicado un informe sobre las características, preocupaciones e intención de voto de los ciudadanos de EEUU para las lecciones presidenciales del próximo mes de noviembre. Entre ellos, destacan los hispanos, un 11,9% del electorado de este año, quienes admiten que la economía, la sanidad y el terrorismo son los temas que más le preocupan actualmente. 

Los tres asuntos fueron la respuesta de más del 80% de los entrevistados. El 86% decidió que la economía es lo más importante, el 82% la sanidad y el heatlh care y el 80% el terrorismo. Le siguen en la lista la inmigración (79%) y la educación (78%).

A la hora de determinar cuál de los dos candidatos, Donald Trump o Hillary Clinton, podría ocuparse de determinados temas, de los 12 analizados, Clinton obtiene ventaja en 9 de ellos y Trump en 3. Según los hispanos Trump podría ser mejor que Clinton para defender el país de ataques terroristas, mejorar la situación económica y reducir la influencia de los grupos de interés. Mientras que Hillary supera con gran amplitud a Trump en el trato con las minorías, las cuestiones de defensa del aborto y de política exterior.

En cuanto a la actitud de estos votantes respecto a la campaña de 2016, en la que tienen derecho a votar 27,3 millones de hispanos, el 67% de los hispanos reconoce que sigue la campaña y las noticias relacionadas y un 63% afirma estar más interesado en este ciclo que en el de 2012. Un 68% asegura que ha pensado mucho en la campaña y lo que está sucediendo y a un 67% de verdad le importa quien gane porque considera que las cosas podrían cambiar.

Teniendo en cuenta estos datos, el 66% de los hispanos apoya a Hillary Clinton mientras que el 24% prefiere a Donald Trump. Al considerar también la candidatura del libertario Gary Johnson los números cambian. Clinton seguiría liderando el apoyo hispano pero con un 68%, Trump con un 20 y Johnson con un 13%. La ventaja de Clinton sobre Trump es similar a la de Obama sobre Romney en la elección de 2012: 69-21%.

A pesar del indiscutible apoyo de los hispanos a la candidata demócrata hay diferencias dentro de la propia comunidad. El 71% de las mujeres hispanas apoyarán a Hillary, por encima del 61% de los hombres. Teniendo en cuenta el idioma dominante, mientras que el 80% de los hispanos bilingües que utilizan más el español en su día a día votaría por Clinton, la distancia se acorta entre los hispanos que hablan inglés: el 48% elegiría a Clinton y un 41% a Trump.