Hillary Clinton pierde Oregón y gana Kentucky por la mínima y sigue sin conseguir la nominación directa