Hillary Clinton y Jeb Bush serían los nominados a la Presidencia de EEUU según el conjunto de encuestas, donaciones y apoyos internos