Los Reyes de España apuestan por el bilingüismo y la educación en su primera jornada en Nueva York