Militares de EEUU con el toro de Osborne en sus gorras