¿Qué opinión tienen los estadounidenses del Gobierno y los funcionarios?