Hillary Clinton y Donald Trump consiguen ganar con contundencia en Nueva York