Daniel Ureña, Presidente de The Hispanic Council, analiza los resultados del Supermartes, que han consolidado las opciones de Hillary Clinton y Donald Trump. 

1.    Hillary Clinton da un paso de gigante hacia la nominación.

Gran noche para Hillary al imponerse en siete de los once estados en disputa.  Después de estos resultados, su nominación es ya  prácticamente un hecho y, a partir de ahora, su campaña se centrará  en su más que probable adversario: Donald Trump.

2.    Trump sigue imparable.

El fenómeno Trump sigue causando estragos y, después de esta noche, sigue avanzando imparable hacia la nominación, lo que supone una pesadilla para el establishment del Partido Republicano. Después de muchos meses preguntándonos si lo de Trump iba en serio la respuesta es que sí, por lo que hemos de empezar ya a visualizar al magnate como el candidato republicano a la Presidencia.  Las oportunidades de sus adversarios para batirle se agotan.

3. Noche para olvidar para Marco Rubio.

Marco Rubio contaba con la remontada esta noche, pero no ha sido así. Sólo ha conseguido ganar en Minnesota, por lo que sus opciones a partir de ahora son muy escasas. Su estrategia pasaba por mantener el tipo en el Supermartes y ganar el próximo día 15 de marzo en su estado, Florida, para así conseguir impulso. No obstante, sus planes se han truncado.

4.  Ted Cruz se consolida como la (débil) alternativa republicana a Trump.

Ted Cruz ha conseguido ganar en dos estados, Texas y Oklahoma. En el primero, Cruz ha obtenido una holgada victoria por 16 puntos frente a Trump, mientras que en el segundo le ha superado por 6 puntos. Cruz se consolida así como el único republicano, de los 16 que iniciaron la campaña, que ha conseguido vencer a Trump. No obstante, sus expectativas para esta noche eran mejores, ya que contaba con obtener mejores resultados en el Sur, lo cual no se ha producido.

5.    Sanders pierde (pero ganando en cuatro estados).

Bernie Sanders ha terminado el Supermartes con la cabeza bien alta. De los 11 estados en juego ha conseguido vencer en 4 (Vermont, Colorado, Oklahoma y Minnesota), lo que demuestra su buena capacidad de resistencia.  Su campaña va a continuar tratando de hacer frente a la de Hillary Clinton, pero con pocas opciones reales de batirla.  No obstante, tiene mucho mérito lo logrado por Sanders hasta la fecha.