Del lunes 18 de julio al jueves 21 se celebra en la ciudad de Cleveland, en Ohio, el encuentro más esperado tras las primarias: la Convención Nacional Republicana. Una reunión de los miembros y delegados del Partido Republicano en la que se llevará a cabo la nominación oficial de Donald Trump como candidato del partido, el anuncio de su vicepresidente, los discursos para sentar las líneas de acción de los republicanos en los próximos años y uno de los shows políticos más peculiares de la política estadounidense.

Estas son las cinco claves para poder seguir y comprender por qué es tan importante la Convención Nacional del Partido Republicano:

  1. Los temas: En los días previos a la Convención, referentes del Partido Republicano se reúnen para establecer la denominada “plataforma 2016” un documento en el que se detallan las líneas de acción para los próximos 4 años. El pasado lunes, día 11 de julio, el diario The New York Times publicó parte de esta plataforma en la que se detalla que los republicanos no seguirán adelante con la reforma migratoria iniciada por Obama que regularizaría la situación de 11 millones de indocumentados; pedirán la reversión en el Tribunal Supremo de la ley que aprueba el matrimonio entre personas del mismo sexo; trabajarán por una reforma del sistema de justicia y penal y, como han afirmado en varios medios, se aprueba la construcción de un muro en la frontera sur del país con el objetivo de controlar la inmigración ilegal, una de la principales propuestas de Donald Trump.
    s
  2. Las normas de votación: Durante los 5 días previos a la Convención 112 funcionarios del Partido Republicano se reúnen para establecer cómo serán las votaciones durante la convención para confirmar la nominación de Trump. Según los cálculos de la cadena ABC, Trump tiene 1.543 votos asegurados (1.416 de delegados comprometidos y 127 de súperdelegados) lo que le asegura su nominación. Sin embargo, muchos representantes del ala anti-Trump están trabajando por lograr, como sea, bloquear la nominación del magnate.
    s
  3. La unidad del partido: Uno de los aspectos que está pasando factura durante este ciclo electoral a los republicanos es la división del Partido, en parte, provocada por las sucesivas victorias de Trump en primarias.  A las tradicionales vertientes más conservadores o más progresistas dentro de los republicanos se han unido los pro y anti Trump. Ante esta situación, el speaker de la Cámara de Representantes, Paul Ryan, quien ha confirmado que dará un discurso de 10 minutos en la Convención, aprovechará el máximo encuentro del partido para pedir la unión de todos sus integrantes en torno a los candidatos a presidente y vicepresidente “en unas elecciones cruciales para el país”. «Quiero hablar sobre nuestras ideas, nuestras soluciones, y sobre cómo nuestro partido debe unirse en torno a nuestros principios comunes y sobre cómo aplicar esos principios para solucionar problemas», aseguró Ryan a POLITICO.
    s
  4. Los discursos: Una de las grandes incógnitas de cara a la Convención de este año era la agenda que fue confirmada durante el fin de semana previo al encuentro. Está confirmada la presencia de  la Senadora Joni Ernst, el General Michael Flynn, el ex speaker del Congreso, Newt Gingrich y su mujer, el candidato a la nominación, Ben Carson, el propio Donald Trump y varios miembros de su familia. También se sabe que Trump no contará con el apoyo de los anteriores candidatos a la presidencia. No estarán Mitt Romney, John McCain o los Bush, ni padre ni hijo. El único candidato de las últimas décadas que acudirá es Bob Dole, aspirante a la Casa Blanca en 1996.
    s
  5. El vicepresidente: Además de los discursos y la votación oficial, se llevará a acabo la presentación oficial del ticket presidencial del Partido Republicano. La lista de posibles vicepresidentes incluía a viejos conocidos del partido como Newt Gingrich o Chris Christie,  los senadores Joni Ernst, Jeff Sessions y Bob Corker o el General Michael Flynn. Pero el pasado viernes, Trump ya confirmó a través de sus redes sociales que el compañero de fórmula será el gobernador de Indiana, Mike Pence.