El Embajador Buchan, instalado en Madrid