El Rey Felipe VI apuesta por una Iberoamérica centrada en la educación y la cultura