La primera moneda acuñada en América era española