Hoy se celebra en Estados Unidos el Cinco de Mayo, una festividad de la comunidad mexicana en la que se conmemora el espíritu de lucha e independencia del pueblo mexicano demostrado en la victoria de la Batalla de Puebla en 1862 ante el ejército francés.

La Guerra entre México y Francia que se extendió desde 1861 hasta 1867 contó con un episodio histórico en 1862. El entonces Presidente de México, Benito Juárez, decidió dejar de pagar la deuda que el país tenía con los españoles, ingleses y franceses, ante la crítica situación económica de México. Tras conocer esta decisión, los franceses decidieron actuar y enviaron un ejército multitudinario que doblaba en tamaño al ejército mexicano para cobrar su parte.

Ante esta situación el Presidente Juárez convocó a todos los hombres de México a luchar por su patria y el 5 de mayo de 1862 el bando dirigido por el General Ignacio Zaragoza venció en Puebla al bando francés del General Laurencez. Una victoria que llenó de orgullo al pueblo mexicano que defendió su país ante los franceses.

El 5 de mayo de 1867, cinco años después de la gran batalla de Puebla, un grupo de mexicanos conmemoraron de forma espontánea en Texas, lugar de nacimiento del General Zaragoza, la victoria mexicana sobre los franceses y, desde entonces, es un día de festejos en Estados Unidos. Hasta la década de los 30 del siglo pasado, era una festividad que se organizaba de forma popular pero después de comprobar su expansión por todo el país, el Consulado de México en Los Ángeles decidió crear una organización para coordinar las celebraciones patrias en todo el territorio. 

A día de hoy, el Cinco de Mayo se celebra en todo Estados Unidos por toda la comunidad hispana como símbolo de la opresión a la que los pueblos latinos estuvieron sometidos durante años. Sin embargo, muchos ciudadanos siguen creyendo que se celebra la independencia de México, fecha que en realidad es el 16 de septiembre.