Estados Unidos es el país con mayor número de hispanohablantes donde el español no es lengua oficial