Estados Unidos registra en 2014 los mejores datos de generación de empleo desde 1999