JURADO | III Edición del Premio Fernando de Leyba de Periodismo

The Hispanic Council

11 junio, 2024|7 Minutos

The Hispanic Council

Mary Ann Gomez Orta

Actual CEO del Congressional Hispanic Leadership Institute (CHLI).

Anteriormente ha sido ejecutiva de marketing corporativo en Coors Brewing Company y McDonald’s Corporation, además de consultora de desarrollo de alianzas nacionales en Pharmaceutical Research & Manufacturers of America, así como ejecutiva de desarrollo comercial de cuentas hispanas en empresas de relaciones públicas.

Mary Ann ha formado parte de juntas locales, regionales y nacionales sin ánimo de lucro centradas en la educación, las pequeñas empresas y la salud desde que se graduó en la universidad. Actualmente, forma parte de las juntas de la Asociación Hispana de Responsabilidad Corporativa, la Asociación de Veteranos Latinos de Estados Unidos y es asesora nacional de Hispanas Organizadas por la Igualdad Política.

Compagina todo lo anterior con la enseñanza. Ha dado clase en la American University, la Universidad de Phoenix y el Heald College.

Javier Rupérez

Es licenciado en Derecho (1962) y en Periodismo (1975) por la Universidad Complutense de Madrid. Desde 2006 ostenta el grado de Embajador Titular del Servicio Diplomático Español, al que se incorporó en 1967.

El Embajador Rupérez fue diputado a las Cortes Generales de España entre 1979 y 2000. Fue Portavoz Parlamentario de Asuntos Exteriores y de Defensa de la UCD, PDP y PP. Y fue vicepresidente de la Unión Europea de Demócrata Cristianos entre 1986 y 1988 y presidente de la Internacional Demócrata Cristiana (1998-2000).

Como diplomático, ha estado destinado en Etiopía, Polonia, Finlandia y Suiza. Entre 1976 y 1977 fue Jefe de Gabinete del Ministro de Asuntos Exteriores de España. Fue Embajador de España en la sesión de Madrid de la Conferencia sobre Seguridad y Cooperación en Europa (1980-1982), Embajador de España ante la OTAN (1982-1983) y Embajador de España en los Estados Unidos de América (2000-2004). Fue Subsecretario General de las Naciones Unidas en Nueva York entre 2004 y 2007 como Director Ejecutivo del Comité contra el Terrorismo del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas. Hasta 2013 fue Cónsul General en Chicago (Estados Unidos).

Sus honores nacionales incluyen la Gran Cruz de Isabel la Católica y el de Comendador de la Orden de Carlos III, además de contar con condecoraciones en Italia, Francia, Bélgica, Santa Sede, Portugal, Jordania, Egipto, Arabia Saudita, Chile, Colombia y Panamá.

Forma parte del Consejo Editorial de The Hispanic Council.

Elizabeth Wise

Durante décadas, ha sido una de las representantes más destacadas y comprometidas de las Hijas de la Revolución Americana en nuestro país. Después de liderar esta asociación en España, ahora es Honorary Regent de la misma.

Las Daughters of the American Revolution (DAR) integran una asociación que agrupa a unas 180.000 mujeres cuyos ancestros participaron en la guerra de Independencia norteamericana contra los ingleses entre los años 1776 y 1783.

Actualmente preside la Asociación Hispanic America 250.

Octavio Hinojosa

Es fundador y propietario de Plus Ultra Strategies, LLC, una compañía consultora de gestión de asociaciones y políticas públicas con sede en Austin, Texas. Tiene una amplia experiencia en políticas públicas, obtenida por sus años de trabajo en el Departamento de Estado de los Estados Unidos y en el Congreso de los Estados Unidos.

Actualmente es el presidente de la Asociación de Líderes Hispanos de Estados Unidos.

En abril del 2013, fue condecorado con la Cruz de Oficial de la Orden de Mérito Civil por el embajador de España en los Estados Unidos, en representación de Su Majestad el Rey Juan Carlos, y el Ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación por sus “servicios extraordinarios” en beneficio del Reino de España. En noviembre del 2017, Octavio fue elegido como Miembro de la Academia Nacional de Administración Pública (National Academy of Public Administration, NAPA), en reconocimiento a sus constantes contribuciones ejemplares y a su continuo compromiso activo con la mejora de la administración pública.

Forma parte del Consejo Editorial de The Hispanic Council.

Manuel Olmedo

Actual vicepresidente de la Asociación Bernardo de Gálvez.

Manuel ha sido funcionario del Ayuntamiento de Málaga durante más de cuatro décadas en el Área de Urbanismo. Ha publicado en torno a una centena de artículos sobre Historia y Urbanismo y ha ofrecido más de un centenar de conferencias. Además, es autor de cincuenta libros.

Tiene numerosos reconocimientos en su haber como el Primer Premio de Investigación Cartográfica de Andalucía, la Cruz de la Orden del Mérito Militar y la Cruz de la Orden del Mérito de la Guardia Civil. Además, es Legionario de Honor del Tercio Alejandro Farnesio, IV de la Legión. Asimismo, es Miembro Correspondiente de la Real Academia de la Historia y Numerario tanto de la Real Academia de Bellas Artes de San Telmo como de la Academia Malagueña de Ciencias.

Forma parte del Consejo Asesor de The Hispanic Council.

José Antonio Alarcón

Director del Instituto de Estudios Ceutíes.

Carlos Rontomé

Director de UNED Ceuta.

Carrie Gibson

Licenciada en Periodismo por la Universidad de Georgia. Especializada en Historia por la Universidad de Londres y doctora en Historia por la Universidad de Cambridge con una tesis titulada The Impact of the Haitian Revolution on the Hispanic Caribbean (1791-1830).

Ejerció el periodismo en The Guardian entre los años 2000-2006 y ha colaborado de manera habitual con medios internacionales de alto prestigio.

Es autora de dos libros: Empire’s Crossroads: A History of the Caribbean from Columbus to the Present Day (2014) y EL NORTE: The Epic and Forgotten Story of Hispanic North America (2020).


BASES | III Edición del Premio Fernando de Leyba de Periodismo

The Hispanic Council

11 junio, 2024|3 Minutos

The Hispanic Council

The Hispanic Council y la Ciudad Autónoma de Ceuta, con la colaboración del Ministerio de Defensa y de UNED Ceuta, organizan la tercera edición del Premio Fernando de Leyba de Periodismo. Un año más, este galardón promueve la difusión del legado de España en Estados Unidos. Las bases del Premio para la presentación de candidaturas son las siguientes:

Candidaturas

Podrá presentarse al Premio Fernando de Leyba de Periodismo todo autor, independientemente de su nacionalidad, que haya elaborado durante el año 2024 un trabajo  periodístico  a  través  del  cual  se divulgue  el  legado  cultural o  histórico  de  España  en  Estados Unidos.

Dicho trabajo deberá haberse publicado, o deberá tener fecha de publicación programada en 2024, ya sea en radio, televisión, prensa impresa o digital en cualquier formato periodístico (entrevista, reportaje, documental, etc.).

El plazo de entrega de los trabajos comienza el miércoles 12 de junio y finaliza el lunes 15 de septiembre.

Todas las propuestas deberán enviarse a la dirección de correo electrónico de The Hispanic Council: info@hispaniccouncil.org

Dotación económica

El ganador del Premio Fernando de Leyba de Periodismo se comunicará públicamente tras la valoración de los trabajos presentados una vez finalizado el plazo de entrega.

El Premio está dotado con 5.000 euros, de acuerdo con lo dispuesto en el presupuesto de la Ciudad Autónoma de Ceuta, con cuya colaboración se organiza la tercera edición.

Jurado

La elección del ganador de la tercera edición del Premio Fernando de Leyba de Periodismo corresponde a un jurado formado por diez integrantes. Entre ellos, algunos repiten participación y otros se unen a esta tercera edición después del éxito cosechado por la primera.

Los miembros que conforman el jurado son los siguientes:

  • Javier Rupérez, exembajador de España en Estados Unidos
  • Carlos Rontomé Romero, director del Centro Universitario UNED Ceuta
  • Carrie Gibson, doctora en Historia y autora de «EL NORTE: La epopeya olvidada de la Norteamérica hispana»
  • Mary Ann Gómez Orta, presidenta y CEO del Congressional Hispanic Leadership Institute (CHLI)
  • Octavio Hinojosa, presidente de la Asociación de Líderes Hispanos de Estados Unidos.
  • Elizabeth Wise, Honorary Regent del Capítulo Español de ‘Las Hermanas de la Revolución Americana’ y presidenta de la Asociación Hispanic America 250.
  • Manuel Olmedo, vicepresidente de la Asociación Bernardo de Gálvez.
  • José Antonio Alarcón, director del Instituto de Estudios Ceutíes.

Concesión del Premio

El jurado compartirá internamente sus valoraciones durante la segunda mitad de septiembre. El fallo definitivo se hará público a principios de octubre y la entrega del Premio se realizará a finales del mismo mes en un acto público, convocado al efecto, al que se dotará de la trascendencia, solemnidad y publicidad adecuadas en Ceuta.


Acto de homenaje a Fernando de Leyba en el 242 aniversario de la Batalla de San Luis (Misuri, 1780)

El jueves 26 de mayo, fecha conmemorativa del 242 aniversario de la Batalla de San Luis (Misuri, 1780), The Hispanic Council participó en un acto homenaje a Fernando de Leyba, en colaboración con la Comandancia General de Ceuta.

El acto se celebró a las 21:00h. en la Plaza de África de Ceuta, frente a la Comandancia General y la Parroquia de Santa María de África. Tras el arriado de Bandera, Daniel Ureña, presidente de The Hispanic Council, depositó una corona de flores como conmemoración simbólica al héroe ceutí. Estará acompañado del Coronel Juan Fernando Linares Martínez. El acto estuvo ambientado por un desfile militar a cargo del Regimiento de Ingenieros nº7 del Ejército de Tierra, encuadrado en la Comandancia General de Ceuta.

The Hispanic Council ha presentado en Ceuta el Premio Fernando de Leyba de Periodismo. Una iniciativa que nace en colaboración con la Consejería de Educación y Cultura de la Ciudad Autónoma. Con este galardón, The Hispanic Council y la Ciudad Autónoma de Ceuta pretenden dar a conocer la figura de Fernando de Leyba, un héroe ceutí ampliamente desconocido. El Premio Fernando de Leyba de Periodismo está destinado a reconocer el mejor trabajo periodístico enfocado en la difusión del legado hispano en Estados Unidos que se haya publicado en el año 2022.


¿Quién fue Fernando de Leyba?

Fernando de Leyba y Córdova Vizcaigaña (Ceuta, 1734) nació en el seno de una familia andaluza, de amplia tradición militar, y fue el quinto hijo de siete hermanos.

Heredó el legado castrense familiar y su trayectoria militar se prolongó durante tres largas décadas. Tiempo suficiente para ser destinado en suelo norteamericano e implicarse en la defensa de las posesiones españolas de ultramar en Nueva Orleans, Arkansas, Cuba o San Luis.

En La Luisiana, que España pasó a controlar en 1763, fue donde el capitán ceutí estaría afincado durante la guerra de independencia de Estados Unidos. Las Trece Colonias norteamericanas, que ansiaban su independencia de la corona británica, necesitaban apoyo militar sólido frente al poderío defensivo y ofensivo muy superior de los británicos.

El apoyo español a los rebeldes norteamericanos fue primero secreto, y después oficial. Fernando de Leyba, que tenía comunicación directa con Bernardo de Gálvez, asumió la empresa de comunicarse con un jefe rebelde, George Rogers Clark, al que debía hacer llegar tanta pólvora y tanto crédito como necesitase. Todo enmarcado en un apoyo implícito y extraoficial hasta la primavera de 1779, cuando Carlos III decidió ratificar la Convención de Aranjuez e implicar a España de manera directa en la guerra de independencia de los Estados Unidos.

A la Alta Luisiana, donde Fernando de Leyba aguantaba el envite británico, llegó el conflicto a principios de 1780, después de que Bernardo de Gálvez provocase la movilización de las tropas británicas hacia el norte al recuperar La Florida. Los británicos creyeron poder replegarse a San Luis, donde esperaban poca resistencia española.

El panorama era desolador: mucho espacio abierto para la contienda, ninguna alianza preparada con tribus vecinas y un apoyo rebelde inaccesible. Ordenó levantar el Fuerte de San Carlos que quedó incompleto por falta de tiempo. El 26 de mayo de 1780, al grito de «¡A las armas, a las armas!», emprendieron el fallido ataque al fuerte. Dos horas bastaron para que los británicos reconocieran una derrota que, de no haberse producido, habría cambiado el curso de la independencia de las Trece Colonias.

El 28 de junio de 1780, después de semanas enfermo, Fernando de Leyba falleció. El monje capuchino F. Bernard se encargó de su entierro, que tuvo lugar en la iglesia parroquial de San Luis.

En mayo de 2021, The Hispanic Council publicó el informe «Fernando de Leyba. El ceutí que cambió la Guerra de Independencia americana», elaborado por César Cervera. Está disponible en este enlace.


The Hispanic Council participará en la 74ª edición de los Cursos de Verano de la Universidad de Cádiz

The Hispanic Council participará en la nueva edición de los Cursos de Verano de la Universidad de Cádiz. Daniel Ureña, impartirá el próximo 4 de julio, de 12 a 14 horas, una conferencia titulada 'El legado hispano en Estados Unidos, una oportunidad para mejorar la imagen internacional de España', en el marco del seminario 'La leyenda negra española. Orígenes, desarrollo y persistencia de esta narrativa en el mundo actual'.

Este seminario, incluido en el programa de la 74ª edición de los Cursos de Verano de la Universidad de Cádiz, organizado por el Servicio de Extensión Universitaria del Vicerrectorado de Sostenibilidad y Cultura de la Universidad de Cádiz y patrocinado por Ayuntamiento de Cádiz y Santander Universidades, tendrá lugar durante los días 4, 5 y 6 de julio en el Edificio Constitución 1812 de Cádiz.

Las inscripciones pueden hacerse en este enlace.

 


Presentación en el Senado del informe sobre el uso del español en la política de Estados Unidos

El próximo lunes 27 de mayo, a las 12:30 horas (Madrid), The Hispanic Council organiza en el Senado de España la presentación de la 4ª edición del informe sobre el uso del español en la política de Estados Unidos.

El evento será en la sala Europa del Senado. La inauguración del acto correrá a cargo del vicepresidente primero del Senado, Javier Maroto, y de Daniel Ureña, presidente de The Hispanic Council, y seguirá con la presentación de las principales conclusiones del estudio. A continuación, se dará paso a una mesa de debate sobre el estado del español en el mundo conformada por tres expertos en la materia:

  • Javier Rupérez, exembajador de España en Estados Unidos.
  • Amalia Pedrero, doctora en Filología Hispánica y profesora de la universidad San Pablo - CEU.
  • Manuel Lucena, director de la Cátedra del Español y la Hispanidad de las Universidades de la Comunidad de Madrid.
El aforo del Senado es limitado y para asistir presencialmente es obligatorio registrarse en este enlace.

Si quieres acceder al informe completo, puedes descargarlo en este enlace.


El uso del español se dispara en la política de Estados Unidos

Con motivo del Día Internacional del Español que se celebra el 23 de abril, The Hispanic Council publica la 4ª edición del informe sobre el uso del español en la política de Estados Unidos. Estas son las 10 conclusiones principales del informe:

1. Ya hay más de 64 millones de hispanos en Estados Unidos, lo que supone el 19,1% de la población total del país.

2. La población hispana de Estados Unidos aumenta en un millón de personas cada año. Para 2060, se proyecta que la población hispana supere el 27,5% del total de Estados Unidos.

3. Más de 58 millones de estadounidenses hablan español. El uso del español en Estados Unidos sigue extendiéndose por todo el país y la cifra de 58 millones de hispanohablantes es un nuevo récord. De entre todos estos, 43 millones, el 13% de la población nacional, lo utilizan como lengua vehicular.

4. El uso del español se dispara en el Senado. En 2018 eran 13 senadores los que empleaban el español en su comunicación con los ciudadanos y en 2024 son ya 47 senadores.

5. Un 25% de todos los congresistas utilizan ya el español. En 2018 eran 62 congresistas los que usaban el español. Desde entonces, el total de congresistas que emplean el español en su comunicación digital ha aumentado hasta 113 representantes.

6. El Partido Demócrata sigue liderando el uso del español tanto en el Senado como en la Cámara de Representantes. En el Senado, más del 70% de los senadores demócratas usan el español. En la Cámara de Representantes ya superan el 43%.

7. El Partido Republicano comienza a apostar claramente por el uso del español en ambas cámaras. En dos años se ha duplicado el número de senadores republicanos que utilizan el español en su comunicación digital, de 4 a 8. El número de congresistas republicanos también ha crecido en la Cámara de Representantes. Si en 2018 eran 10 congresistas, en 2024 ya son 21 congresistas republicanos los que emplean el español.

8. El uso del español se expande en el Congreso por el interés de representantes no hispanos. En la Cámara de Representantes, 50 congresistas son de origen hispano, mientras que más del doble —113 representantes— usan el español. En el Senado, sigue habiendo únicamente seis hispanos, pero 47 senadores usan el español.

9. El voto hispano será clave en noviembre de 2024. Para las presidenciales de noviembre de 2024 hay 36,2 millones de hispanos convocados a las urnas, lo que representa casi el 15% del electorado. El español es una herramienta al alcance de los políticos para movilizar ese voto a su favor.

10. La brecha entre el voto demócrata y el voto republicano entre los hispanos sigue estrechándose. Los demócratas han controlado el 65-70% del voto hispano durante las últimas dos décadas, dejando a los republicanos en cifras cercanas al 30%. En 2022 los demócratas cayeron al 60% y los republicanos lograron hacerse con el 40% del voto hispano. Las presidenciales de 2024 son una fecha clave para seguir de cerca esta tendencia.

Si quieres acceder al informe completo, puedes descargarlo en este enlace.


Webinar | Presentación de la 4ª edición del informe sobre el uso del español en la política de Estados Unidos

El próximo martes 23 de abril, con motivo del Día Internacional del Español, The Hispanic Council organiza un webinar para presentar la 4ª edición del informe 'El español en la política de Estados Unidos: análisis de su uso en la Cámara de Representantes y el Senado' y debatir sobre el uso del español en Estados Unidos.

El webinar, que se celebrará a las 16:00 horas (Madrid) en ZOOM, contará con tres invitados de máximo nivel, conocedores de la realidad de Estados Unidos y del creciente uso del español en este país: Octavio Hinojosa, presidente de la Asociación Líderes Hispanos; Carlota García Encina, investigadora principal de EEUU y Relaciones Transatlánticas del Real Instituto Elcano; y Juan Luis Manfredi, catedrático Príncipe de Asturias en la Georgetown University.

Durante la sesión se presentarán las conclusiones del informe y se conversará sobre el estado actual del español en Estados Unidos, su presencia en los medios de comunicación, su posición como lengua extranjera más estudiada del país, su uso cada vez mayor entre los representantes políticos y su papel como elemento vertebrador de la comunidad hispana estadounidense.

Si quieres acompañarnos en este webinar, puedes registrarte en este enlace.

 


Rafael de Ory: "El mejor argumento contra la leyenda negra es la historia verdadera"

Autor del libro España, el aliado decisivo, Rafael de Ory ha dedicado esta obra The Hispanic Council. Un gesto que nos enorgullece y nos anima a seguir por la senda por la que él también camina a título personal, que es la de «la defensa de la verdadera huella de nuestros antepasados en tierras americanas».

  • Rafael, ¿qué significa afirmar que España fue el «aliado decisivo» de los rebeldes para la independencia de Estados Unidos?

Los EE.UU. de Norteamérica deben en gran medida su independencia de la corona británica al Reino de España y sin su contribución –financiera, material, logística y militar– es muy posible que dicha independencia no hubiera sido posible, al menos no en la forma y en el tiempo que finalmente tuvo lugar. Sin la intervención española la Independencia Norteamericana habría sido diferente y la nación que hubiera nacido –con toda seguridad mucho más tarde- habría sido muy distinta.

En definitiva, España fue, junto con Francia, el aliado decisivo para que las Trece Colonias consiguieran su independencia de la corona británica.

Aunque el activo soporte financiero, material, logístico y de servicios de inteligencia ofrecidos por España fue muy relevante, la verdadera y decisiva importancia de la entrada en la guerra de los españoles el 21 de junio de 1779 fue la de conseguir, junto con los franceses, equilibrar las fuerzas navales inglesas, anulando su dominio de las comunicaciones marítimas atlánticas con el consiguiente bloqueo de suministros, e impedir, con la apertura de varios frentes bélicos en América y Europa, una concentración británica decisiva sobre el objetivo principal de la guerra para los ingleses: las Trece Colonias en el Nordeste de los EE. UU.

En definitiva, el mantenimiento de una guerra en diversos frentes del territorio europeo y, de manera especial, en territorio americano se convirtió para Inglaterra en un desafío imposible.

  • «Tan importante como decir la verdad es difundirla». Te haces eco de esta cita de Américo Castro en las primeras páginas de tu obra. ¿En qué momento descubres tú esta historia y la percibes como verdadera?

Mi relación con el continente americano es amplia y dilatada en el tiempo. Comenzó durante los años 1970-71 cuando, tras terminar mi carrera en España, obtuve una beca de ampliación de estudios en la Universidad de California, Los Ángeles. Continuó cuando, al poco de tiempo de iniciar mi actividad profesional, asumí la responsabilidad de América Central y del Sur para mi empresa de entonces. Y hubo finalmente una tercera etapa, esta vez con responsabilidad sobre el mercado norteamericano, que nos llevó a toda la familia a residir en EE.UU. durante más de 10 años.

Durante estas múltiples visitas y estancias en el continente americano me encontré con frecuencia involucrado en inesperados debates de mayor o menor intensidad sobre la conquista española de las Américas. Me topé múltiples veces con la leyenda negra antiespañola en sus distintas variedades repitiéndose, una y otra vez, la nada agradable experiencia de no sentirme capacitado para debatir, y mucho menos para defender, el papel jugado por España en la conquista de América por carecer de la información y argumentos necesarios.

Desgraciadamente, este grave defecto parece continuar perpetuándose en generaciones posteriores, la del COU, ESO y la mayoría de los programas educativos que han venido a continuación.

La solución a este problema, aunque si bien es cierto que con un poco de retraso, creo que lo tenemos al alcance de nuestra mano. Solo necesitamos estimular un poco nuestra curiosidad y sentarnos a leer y escuchar las palabras que todo un conjunto de historiadores y cronistas de prestigio contrastado nos han legado en sus obras y dejarnos inundar por la oleada de realidad histórica y científica que sus textos contienen.

A mí ese momento me llegó con mi jubilación cuando finalmente pude poner en practica la recomendación que ya en 1915 nos hacia el historiador americanista Rafael Altamira desde su exilio en México:
Pero a nosotros toca no olvidar, fiados en la obra ajena, una cosa esencialísima en estos asuntos: y es que la manera eficaz de vindicar nuestra historia en todo lo que deba ser vindicado, consiste en saber de ella más y mejor que los que puedan tener, en cualquier momento, interés de contrahacerla, o simplemente carezcan del de mostrarla tal como fue en todos sus aspectos. Mientras nuestro conocimiento de lo que hicimos en cualquier orden de nuestra vida interior o exterior dependa de los libros extraños, nos encontraremos en una enorme inferioridad para intervenir en la polémica. Conquistemos en esto nuestra independencia mediante una persistente labor, y el resto se nos dará por añadidura.

  • La leyenda negra es un tema que te acompaña a lo largo de la obra. Tu propósito, como el de muchos otros, es combatirla. ¿Se está consiguiendo en los últimos años, gracias al esfuerzo de muchos de vosotros y del impacto que tienen las redes sociales, de contrarrestar la balanza?

Es evidente que en los últimos años se han logrado importantes avances en este terreno gracias a la valiosa contribución de toda una pléyade de autores tanto a nivel escolar como de divulgación. Entre los primeros me permitiría destacar obras como Imperofobia y la leyenda negra: Roma, Rusia, Estados Unidos y el Imperio Español’ de María Elvira Roca Barea o la trilogía de Marcelo Gullo.

Pero creo que nos queda todavía un gran camino por recorrer.

La leyenda negra no se puede combatir con la leyenda rosa. El mejor argumento contra la leyenda negra es la historia verdadera, una historia enseñada con rigor que explique porque permanecimos integrados de buen grado y con evidentes beneficios políticos, sociales, culturales y económicos más de 300 años en una misma comunidad política bajo el paraguas del imperio Español. Pero es fundamental que esta historia sea enseñada en todos los niveles, desde primaria hasta estudios de postgraduado, con la profundidad que corresponda a cada etapa educativa. Sociólogos y educadores coinciden en el preocupante deterioro del nivel de exigencia  y del vaciamiento de contenidos de los planes educativos de las últimas generaciones. Y una parte importante de este vaciamiento está siendo sustituido, en lo que a la historia de España se refiere, por falsedades e invenciones en su mayor parte de sesgo nacionalista. Queda mucho por hacer en este terreno.

Junto a  la responsabilidad de los sistemas educativos, sobre los que uno no puede evitar ser bastante escéptico, está también la de la sociedad civil, empezando por el ámbito familiar y continuando con asociaciones e instituciones como la vuestra.

  • Han sido varios ya los autores y expertos que han divulgado sobre el apoyo tan determinante que desempeñaron los españoles en este momento histórico, pero cada trabajo arroja luz sobre algo nuevo. ¿Cuál ha sido el descubrimiento que más te ha sorprendido durante la investigación y elaboración de tu libro?

Por una parte, me ha proporcionado una importante perspectiva de conjunto del crucial acontecimiento histórico que representó el nacimiento de los EE.UU. de Norteamérica. Desde su origen, claramente identificable en los Pactos de Familia de las monarquías borbónicas de Francia y España y en la Guerra de los Siete Años (1756-1763), hasta su epílogo con el nacimiento de la nueva nación tras la pérdida británica de las Trece Colonias, el advenimiento de la Revolución Francesa con la consiguiente desaparición de la monarquía y el comienzo del declive del Imperio Español que eventualmente desembocaría en su desaparición en 1898.

Pero también me ha dado la oportunidad de calibrar la importante aportación, fundamentalmente económica, de la sociedad civil española de la época: cabildos catedralicios, comunidades religiosas, asociaciones de comerciantes y ciudadanos de a pie de ambos lados del Atlántico, entre otros muchos.

Ejemplos interesantes de estas contribuciones son las aportaciones de los cabildos catedralicios, y en particular el de Málaga -que envió a las Trece Colonias el presupuesto reservado para completar la catedral: A la Catedral de Málaga le falta una torre’- así como la de los comerciantes de La Habana que consolidaron en menos de 48 horas un préstamo de 500.000 pesos -devuelto, con intereses, por el Gobierno español en cuestión de días- que permitió a la escuadra francesa del Almirante De Grasse, atracada en aquel momento en el puerto de La Habana, incorporarse a tiempo a la decisiva batalla de Yorktown con la que terminaría la guerra de la independencia de las Trece Colonias.

  • ¿Por qué consideras que se ha tratado tan injustamente la presencia española en Estados Unidos? Y, ¿a qué crees que se debe que, a pesar de todo, siga siendo una época tan desconocida para muchos de los españoles hoy en día?

Una parte importante de este problema se debe a que la historia de los EE.UU. la han escrito, mayoritariamente, historiadores anglosajones que han trasladado a sus obras los prejuicios de la leyenda negra, bien sea de forma activa –con innumerables distorsiones y falsedades producto de una ignorancia real o fingida- pero también de forma pasiva omitiendo hechos históricos esenciales para entender la contribución y legado español en los actuales EE.UU. y de las cuales el tema de mi libro constituye un buen ejemplo.

Lo cierto es que el ciudadano promedio norteamericano desconoce la realidad de los orígenes de su propia nación. Son muchos, la mayoría, los que creen que la historia de los Estados Unidos comenzó con los Peregrinos anglosajones (‘The Pilgrims’) que llegaron a Plymouth Rock en 1620 huyendo de las persecuciones religiosas de la Inglaterra de entonces. Eso es lo que les han enseñado desde niños, y son pocos los que tienen alguna noción de la inmensa aportación española que comenzó más de 100 años antes, principalmente en la segunda década del siglo XVI, con el despliegue de  una corriente incontenible de exploradores, conquistadores y misioneros en las costas del Atlántico y el Pacífico, del golfo de México, y más allá por las extensas honduras del territorio de lo que hoy son los Estados Unidos. Ignoran la soberanía española de más de trescientos años sobre territorios que abarcaron desde Carolina del Norte en la costa Este norteamericana hasta Alaska en el extremo Noroeste del subcontinente incluyendo los actuales estados de California, Arizona, Nuevo México, Texas, Alabama, Mississippi, Arkansas, Kansas, Florida, Luisiana , Virginia, Georgia, Carolina del Norte y del Sur, Tennessee, Oklahoma y Nevada.

Los testimonios que demuestran el desconocimiento de los estadounidenses sobre la realidad de la construcción de su país son numerosísimos y están al alcance de cualquiera que muestre un mínimo interés en el asunto.

Vaya como muestra, y solo a título de ejemplo, una experiencia personal reciente.

El periódico ABC publicó el 6 de junio de 2022 un artículo de César Cervera titulado: ‘Así se enseña a odiar a los conquistadores españoles en un colegio de EE.UU: las fotografías de la vergüenza

En el artículo el periodista informa sobre cómo un colegio católico, ubicado en la ciudad de Miami, utiliza en una clase de historia para alumnos de primaria el empapelado del aula  con imágenes de busca y captura, al más puro estilo de los antiguos posters con ofertas de recompensa del salvaje oeste,  contra los ‘criminales’ conquistadores españoles.

Los carteles muestran retratos de los principales conquistadores de América junto a los supuestos crímenes por ellos cometidos, una descripción de sus rasgos, el último lugar donde fueron supuestamente avistados y la ‘recompensa’ que se pagaba por su captura.: desde los 7.000 dólares por Francisco Pizarro a los 25.000 por Juan Ponce de León.

En el cartel con la imagen de Juan Ponce de León, precisamente descubridor de la Florida, donde se ubica el citado colegio, se dice que fue visto por última vez "huyendo de los indios con una flecha en la pierna", que fue "responsable de la muerte de muchos nativos americanos" y se especula con que "encontró la fuente de la eterna juventud". Así se resume en un colegio norteamericano toda la labor exploradora del español, un personaje, por otra parte, esencial para entender la historia de Florida.

Uno no puede evitar el pensar que es muy probable que este colegio católico no existiría hoy día de no ser por la abnegada e incansable labor de los misioneros españoles que en su día formaron parte fundamental de las expediciones españolas. Por cierto, tras la lectura del referido artículo dirigí una carta personal al director del colegio mostrándole mi decepción  por el planteamiento de esta actividad escolar, que yo consideraba ‘sesgado, injusto, incompleto  y en cualquier caso históricamente incorrecto’   y ofreciéndome a reunirme con los profesores responsables de la misma para ayudarles a conocer mejor la realidad del papel jugado por España en la creación de los EE.UU. El director me respondió que esos posters eran solo parte del material didáctico usado en la clase y que a los alumnos se les ofrecía una visión más completa del tema. Nunca tuve repuesta a mi petición de una copia de ese otro material ‘más completo’ supuestamente también usado en la clase.

  • Ferrer-Dalmau está muy presente en toda tu obra. Uno de sus cuadros ilustra la portada y otros muchos aparecen incluidos entre tus páginas. ¿Qué te transmiten los cuadros de este autor?

Los cuadros de Augusto Ferrer-Dalmau, también conocido como el Pintor de Batallas, con su prodigiosa técnica realista, su extraordinario rigor histórico y su admirable ausencia de complejos para recuperar estampas de nuestra larga y rica historia, hacen sentirme parte de las escenas que con tanto talento ilustra.

Afirma Ferrer-Dalmau en referencia al cuadro que ilustra la portada de mi libro - Por España y por el Rey: Gálvez en América’ con la toma de Panzacola – y en donde uno tiene la impresión de que el artista fue testigo directo del acontecimiento: "He querido dejar constancia, entre otros protagonistas de la batalla, de la presencia del 2º de Voluntarios de Cataluña, con el soldado de azul con divisa amarilla que hay a la derecha, pues nosotros, los catalanes, a lo largo de la historia de España, hemos estado presentes en todas las contiendas regando con nuestra sangre los campos de batalla igual que nuestros compatriotas y muchas veces como voluntarios".

Aprovecho esta oportunidad para agradecerle, de nuevo a Augusto Ferrer-Dalmau su autorización para incluir en mi libro cuatro de sus mejores lienzos.

  • Para concluir, nos gustaría saber si estás al tanto del Museo Latino de Washington, D.C. En The Hispanic Council nos preocupa que en este museo no se represente adecuadamente el legado hispano de Estados Unidos. ¿Qué no debería faltar en un museo como este?

Creo que el conocido proverbio ‘el camino al infierno está empedrado de buenas intenciones’ se ajusta bastante bien a proceso de gestación y primeros pasos dados por esta prometedora iniciativa de creación de un museo de ámbito federal que celebrara los más de 500 años de contribución hispana a los actuales Estados Unidos.

Y eso es así porque los objetivos y circunstancias que originaron este proyecto no podían ser más esperanzadores: un consenso histórico alcanzado en 2020 entre los partidos Republicano y Demócrata para la construcción de un Museo Nacional, bajo el paraguas de la Smithsonian Institution y con una generosa financiación federal, desde el que honrar las contribuciones del mundo hispano  a la historia de Estados Unidos, antes incluso de que estos fuesen una república independiente.

Sin embargo, el acusado sesgo político de esta primera muestra así como las declaraciones de intenciones de los actuales rectores del museo no parecen confirmar los prometedores auspicios de presentar el papel hispano en la construcción de los EE.UU. de forma ponderada y con rigor histórico y pudiera ser que estuviéramos ante una oportunidad perdida. La citada exposición ‘Presente! A Latino History of the United States’ ofrece una visión políticamente sesgada de la historia como una única, y permanente, lucha entre opresores y oprimidos.

Y en lo que se refiere al papel de España en la construcción de los actuales EE.UU. el contenido de esta primera muestra, así como las opiniones expresadas por los responsables del museo, responden a los gastados, e injustos, tópicos de la mejor leyenda negra antiespañola. Dice Jorge Zamanillo, director del museo: ‘Independientemente de sus motivaciones, el resultado indefendible de la colonización europea fue la usurpación de tierras indígenas, el genocidio humano, tanto intencionado como no intencionado, la eliminación y sustitución cultural intencionada, y la esclavitud y servidumbre de millones de indígenas y africanos’.

Pecando de optimista quizás exista todavía la oportunidad de reconducir el proyecto a sus objetivos originales y que el museo pueda presentar, junto con otros puntos de vista pero con el rigor histórico exigible a este tipo de instituciones, la enorme aportación hispana a la construcción de ese gran país desde la segunda década del siglo XVI con la inmensa labor de exploradores y misioneros que diseñaron una gran parte del actual territorio norteamericano construyendo caminos y fundando misiones y ciudades y dejando un legado cultural visible por todas partes. Y sin olvidar el decisivo papel de España en la guerra de la independencia de las Trece Colonias. El material para este tipo de contenido es enorme.